lunes, 23 de julio de 2007

Paul Potts


Aunque la noticia ya es un poco vieja, así como cualquier noticia que circula en las redes de los medios masivos de comunicación, no dejó de causarme sorpresa y tal vez, sea ésta, -la sorpresa- la que me llevó a abrir un nuevo blog.

Vi hace poco la imagen en el nuevo bodrio del youtube, esa memoria colectiva de lo visual, ese lugar donde muchos van -vamos- a colocar nuestras experiencias, sin importar la calidad ni la trascendencia. Ahí vi el video del famoso Paul Potts, un vendedor de celulares en inglaterra.
La imagen dio la vuelta al mundo, recordando que las vueltas ya no son redondas, sino en bits, megas y vectores.

El buen Paul, injuto, inseguro y demás, dijo que cantaría Ópera, los jueces con sorpresa e ironía dejaron que se presentara. Lo demás, la mayoría lo saben.
A dónde voy con esto: a lo siguiente: esto fue un claro ejemplo de la posmodernidad, otros lo llamarían hiper-modernidad.

Cinco minutos de fama que lograrán -casi seguro- la inmortalidad, al menos en discos duros y links y blogs del vendedor de celulares. Paul Potts dejó de pertenecer a las sombras de la mediocridad, ha logrado pagar su peaje a las luminarias del mundo banal, -sin juzgar su gusto por la ópera- y ahora es una figura pública.
En menos de 60 días, su vida y su nombre han cambiado. Potts, ha dejado atrás años de anonimato. Una pantalla de televisión y una gran producción le dieron la llave.

Ahora, Paul Potts, ya tiene su biografía -pequeña- en wikipedia, donde puedes consultar su gran travesía mediática. (http://en.wikipedia.org/wiki/Paul_Potts), así también, no conforme con la humildad que implica un sitio de acceso gratuito y donde no te cobran "host" -quiero pensarlo-, Paul también tiene su página personal: http://www.paulpottsofficial.com/
Aquí vemos a un Paul ya editado por el marketing y la voracidad de las grandes trasnacionales que lo impulsarán como producto de primera necesidad espiritual, bajo la consigna de quién no quisiera tener la oportunidad de Paul.

Además y como un gran corolario a la ficción y los nuevos convenios que rigen el mundo, Paul ganó la oportunidad de cantarle a la Reina. Su premio fue darle las gracias -entre líneas- a su reina por permitirle vivir en un país libre y demás cursilerías.
Tal vez ellos tienen realeza, nosotros políticos.

Paul, ahora ve la vida con otro crisol, un crisol en lcd, plasma y sonido THX.
En su nueva faceta como estrella Popera -del pop-ópera- Paul ya brinda con vinos finos, se le da un trato diferente...

Corolario 1.
En qué consiste el éxito en tiempos modernos. En saltar de la noche a la mañana a las páginas de los diarios, del internet, que se hable de la hazaña -en el caso de Potts-. Y convertirte en una figura virtualmente pública.

Corolario 2.
El papel de los medios masivos de comunicación hasta dónde llegará a separarnos de la real-realidad y nos ofrece buenas dosis de anfetaminas audiovisuales. El poder de la producción todo lo puede. Afuera existen -existimos- millones de personas capaces de cualquier cosa con tal de lograr el sueño.

Fin.
De eso se trata. De lograr los sueños, y entonces cuándo viviremos...
A Paul Potts se le desea lo mejor. Su caso sirve para ilustrar la complejidad del sistema...
P.D.
¿Y si todo fue preproducido?
Salud y saludos para todos.






3 comentarios:

Oralia de la dijo...

Querido Golem... eso no es nuevo...cuantas "estrellas" han sido descubiertas mientras servian mesas, cortaban el pelo, salian de la escuela, en fin... Lo preocupante es que tengan fama en automatico, haya gente que los siga y los ponga en un pedestal cuando su unico esfuerzo fue hacer fila durante horas y horas para hacer una audicion... Donde quedo la lucha por el sueño, el esfuerzo, el sudor y las lagrimas derramadas???

Gabriel Yafet dijo...

Buen comentario sobre Paul Potts.
Me dejaste con la duda de si habrá sido preproducido... aunque no lo se.
Eso sí me da curiosidad cómo llegó a tener un impacto mass mediático de esa manera, siendo que cantantes de ópera hay muchos y desgraciadamente no los conocemos tanto. Tal es el caso por ejemplo de nuestro paisano David Lomelí, que ganó el primer lugar en la última edición de Operalia, y desgraciadamente no tuvo un impacto mass mediático como Potts.

paco dijo...

Reescribir el termino éxito … y pasar del anonimato a la fama siempre es un pequeño salto, en el que todos vemos, pero cuanto tiempo ay que esperar para que se de esta circunstancia. Nadie nos lo dijo pero todos aprendemos que no es fácil el chiste es estar listos siempre para nuestro momento crucial. Y el lo estaba, en el lugar, en el momento preciso y tomo la decisión, la elección, deque ese era el momento. Bravo por el.